• 29 MAR 19
    • 0
    La falta de sueño y el Alzheimer

    La falta de sueño y el Alzheimer

    Un reciente estudio ha puesto en manifiesto que la proteína tau, presente en el cerebro y participe de los ciclos del sueño, juega una papel a tener en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas . El analisis de las perturbaciones del sueño en el Alzheimer está arrojando luz sobre la comprensión del mecanismo subyacente a las alteraciones del sueño en el Alzheimer y en la demencia.
      

    El deterioro cognitivo en personas mayores se asocia con trastornos del sueño y del ritmo circadiano, que indica las pautas las variaciones fisiológicas regulares en función del día y la noche. Muchos estudios han vinculado este tipo de trastornos, con la estancia en el cerebro de la proteína beta amiloide, asociada con el aprendizaje y la capacidad del cerebro para evolucionar y adaptarse. El desequilibrio en sus niveles es una característica notoria en la enfermedad de Alzheimer. Los cambios en los niveles corrientes de la proteína tau, de esta enfermedad.
      

    Los últimos estudios indican que los ciclos del sueño afectan al tau cerebral mucho más que a los niveles de beta amiloide, lo que conduce a la progresión acelerada del Alzheimer y al declive cognitivo.
      

    Consecuencias de la privación del sueño 
      

    Estudios anteriores en animales y humanos, han revelado niveles más altos de beta amiloide tras una noche sin dormir, lo que indica que el sueño ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de la proteína antes de que se acumule demasiado en el cerebro.
      

    “Esta prueba demuestra la importancia del sueño en la eliminación de los desechos metabólicos y la interrupción del sueño como un mediador significativo en el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer”, explican los doctores del estudio.
      

    La interrupción del sueño de ondas lentas, fase de sueño profundo, provoca que los niveles de beta amiloide aumenten hasta en un 35%. Pero la nueva investigación llevada a cabo por la Sociedad Estadounidense de Fisiología (APS) ha desvelado que no dormir en toda la noche aumenta los niveles de tau en el líquido cefalorraquídeo incluso en un 50%.

    Artículos relacionados

    El Alzheimer y la calidad del sueño 

    Si bien la calidad del sueño parece ser capaz de ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de proteínas, “la pregunta sigue siendo si la interrupción del sueño agrava los síntomas y aumenta la progresión de la enfermedad, o si realmente inicia el desarrollo del Alzheimer”. 

    El estudio continuo de la relación entre el sueño y la enfermedad del Alzheimer “es muy prometedor para mantener la biología molecular y celular del sueño en el contexto del desarrollo del Alzheimer”, declaran los investigadores. 

    Los futuros hallazgos podrían proporcionar beneficios terapéuticos útiles no solo para prevenir el Alzheimer, sino también para mejorar el diagnóstico y los tratamientos de enfermedades psiquiátricas y metabólicas. 

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: