• 29 EKA 17
    • 0
    Consejos para disfrutar de la playa con niños y sin sustos.

    Consejos para disfrutar de la playa con niños y sin sustos.

    Unas simples medidas de precaución y vigilancia harán que puedas disfrutar de la playa con niños y sin percances ahora que llega el buen tiempo.

    Sol, buen tiempo y niños son sinónimos de aire libre, y cualquier excursión que propongas ya sea a la montaña, a la playa… se convierte en una aventura tanto para niños como para padres, que tienen que asumir más riesgos y necesitan más energía, al no existir esas 4 paredes que limiten el juego de sus hijos.

    Por ello, ya que en verano lo que más apetece es darse un chapuzón, os vamos a dar algunos consejos o precauciones que tenéis que tomar para disfrutar de la playa con niños.

    Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es cuales son las principales amenazas que se nos presentan en la playa cuando vamos con niños: el sol, el calor, el mar y la extensión. Por motivos evidentes, estas cuatro amenazas pueden amenazar la seguridad de nuestros hijos en la playa.

    ¿Qué debo hacer para disfrutar de la playa con niños?

    Para  proteger del sol a nuestros hijos, lo primero no es recomendable estar todo el día en la playa y evitar las horas de mayor incidencia solar (12:00-16:00). Para asegurarnos de que el sol no dañe la piel de nuestros hijos, no debemos dejarles más de dos horas expuestos al sol y la crema solar debe convertirse en un miembro más de nuestra familia. Nunca debemos fiarnos de que el día esté nublado, ya que los rayos ultravioletas del sol pueden traspasar las nubes y dañar la piel. Una vez que sabemos cómo proteger  a nuestros hijos del sol, hablemos de otras precauciones a tomar para disfrutar de un día de playa con niños.

    El calor, otro gran enemigo ya que muchas veces no le prestamos atención, no sirve de nada dar a nuestros pequeños protección solar si no les previene de las altas temperaturas. Es imprescindible mantenerles hidratados, para ello debemos darles agua de manera continua aunque ellos digan que no tienen sed.

    Agua, zumos frescos, fruta con alto contenido de líquido… son aliados perfectos para ´disfrutar de la playa con niños.

    Por otra parte el mar, al igual de tener los mismos peligros que sabemos que tiene para los adultos, esconde otros para nuestros pequeños. Si van a bañarse debes acercarles poco a poco e ir mojándoles poco a poco para que no haya un cambio brusco de temperaturas, que puede ser muy peligroso para los niños.

    Y por descontado, no deben ir al agua sin la supervisión de un adulto, y habituarles a ella para que pierdan el miedo, aunque no el respeto.

    Por último, debemos tener en cuenta la extensión de la playa, y ponerles unos límites donde puedan jugar, sin perderles de vista.

    Tan solo siguiendo estos consejos, podréis disfrutar de un día de playa sin niños.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: