• 11 ENE 22
    • 0
    La resonancia magnética en el embarazo.

    La resonancia magnética en el embarazo.

    Una prueba de Resonancia Magnética en el embarazo puede serles de gran ayuda a padres cuyo escáner de ultrasonido a mitad de embarazo ha mostrado en sus resultados posibles problemas, esto es lo que dice un estudio publicado en “The Lancet”, en dicho estudio se tomaron como muestra 570 mujeres cuyos fetos mostraron una posible anomalía cerebral en los resultados de la ecografía de mitad del embarazo.

    Dentro de las dos semanas de su primera exploración, se les realizó una resonancia magnética adicional, la cual aumentó la precisión del diagnóstico y que el 93% de las exploraciones eran correctas.

    Gracias a esta nueva información los médicos pueden dar un diagnóstico mucho más preciso y de la misma manera puede asesorar a los padres en función de sus resultados. En cambio, la ecografía que se realiza en la mitad del embarazo fue veraz en el 68% de los casos.

    Cuando hablamos de la prueba que se hace a mitad del embarazo nos referimos a un examen de ultrasonido que se realiza entre la semana 18 y la 21 para poder detectar anomalías físicas importantes y anomalías cerebrales y del corazón. El caso de las anomalías cerebrales es el menos usual, ya que surge en 3 de cada mil embarazos y muchas veces puede ser causante de aborto involuntario o muerte fetal.

    Gracias al estudio publicado en “The Lancet” se ha demostrado que la Resonancia Magnética en el embarazo es una gran fuente de información adicional cuando se detecta un problema, una gran ayuda para los padres a la hora de tomar decisiones durante su embarazo.

    Paul Griffiths, autor principal del estudio y profesor en la Universidad de Sheffield, en Reino Unido dice lo siguiente: “Sobre la base de nuestros hallazgos, proponemos que se ofrezca una resonancia magnética en cualquier embarazo donde haya sospecha de que el feto puede tener anomalía cerebral”

    En dicho estudio se los sugirió a los médicos expertos en analizar los resultados de la Resonancia Magnética en el embarazo y las exploraciones de ultrasonido que evaluasen la confianza que depositaban en su diagnóstico. Además este estudio también determinó cómo los resultados de la Resonancia Magnética cambió considerablemente el pronóstico y por tanto, el consejo dado por los médicos.

    “El diagnóstico exacto de anomalías cerebrales significativas tiene importantes implicaciones terapéuticas, por lo que es esencial que las herramientas empleadas para el diagnóstico prenatal sean rigurosamente evaluadas. Este ensayo apoya firmemente la opinión de que la IRM es una técnica excelente y debe incorporarse a la práctica clínica lo antes posible”, subraya Griffiths

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancelar

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: