• 11 ENE 19
    • 0
    La importancia del higado en el azlheimer

    La importancia del higado en el azlheimer

    Según una reciente investigación, hay unas moléculas llamadas plasmalogenos, producidas por el hígado, que conferirían una protección al cerebro. Si estas sustancias no se produjesen bien, se producirían déficits cognitivos.Los plasmalogenos son un tipo de lípidos, o grasas. Algunos subtipos de estas moléculas ayudan al buen funcionamiento de las uniones neuronales o sinapsis, por lo que una menor cantidad de las mismas podría ocasionar problemas. Por eso, los investigadores se pusieron a investigar si los niveles reducidos de ciertos plasmalogenos podrían aumentar realmente el riesgo de alzhéimer.

    Se examinó a más de 1.500 individuos, divididos en tres categorías: los que ya se habían diagnosticado Alzheimer, otro grupo por deterioro cognitivo leve y un tercer grupo de gente sana. Según sus resultados, existían diferencias significativas en los niveles de plasmogenos entre los tres grupos. Aquellos con menos plasmogenos tenían más riesgo de sufrir deterioro cognitivo leve o Alzheimer.

    El hígado en el Alzheimer

    No es la primera investigación que habría relacionado al hígado con el alzhéimer. Por ejemplo, en el 2011, un estudio ya relacionó al hígado con esta enfermedad al detectar que este órgano es el responsable de expresar un gen cuyo papel sería clave en el desarrollo de la proteína beta-amiloide.

    Este estudio llegó a sugerir que las proteínas responsables de diversos déficits cognitivos que se observan en el alzhéimer en realidad tendrían su origen en el hígado, dado que éste sería el órgano responsable de fabricar las proteínas patológicas que producirían los síntomas al llegar al cerebro.

    Otro estudio detectó que una enzima producida por el hígado sería responsable de proteger al cerebro contra lesiones neurodegenerativas. Y, si esa enzima no se produce de forma normal, el metabolismo cerebral se vería afectado. Nuevamente, el hígado habría sido responsable de proteger al cerebro, como en el actual estudio.

    Finalmente, otros estudios han llegado a relacionar los efectos de la dieta sobre el hígado de forma directa, y sobre el cerebro de forma indirecta. Un estudio publicado en Europe PMC en 2016 llegó a sugerir una asociación entre el hígado graso no alcohólico, un problema metabólico en alza en la actualidad y un aumento de riesgo de Alzheimer.

    A dia de hoy los responsables del trabajo actual no aseguran tajantemente que el hígado pueda llegar a causar problemas cognitivos, pero sí sugieren que las futuras investigaciones deberían centrarse en encontrar otras rutas causales de la enfermedad, con el objetivo de mejorar el abordaje y tratamiento del alzheimer.

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancelar
¿Te llamamos?

Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: