• 10 AGO 21
    • 0
    El TAC abdominal, la prueba idónea para el estudio del abdomen

    El TAC abdominal, la prueba idónea para el estudio del abdomen

    Los hombres sufren con más frecuencia que las mujeres ciertas patologías, bien sea por la genética, bien sea por la práctica de hábitos nocivos, entre ellos, el consumo de tóxicos como el tabaco, las grasas y el alcohol o, ambas cosas a la vez.

    En la zona abdominal se encuentran recogidos los órganos del sistema digestivo, del sistema urinario, del sistema reproductor y los vasos abdominales. La mayoría de las patologías relacionadas con este área del cuerpo humano utilizan el TAC abdominal para diagnosticarlas.

    Las exploraciones abdominales más frecuentes:

    El TAC Abdominal es la prueba más adecuada y eficiente para una vista general del abdomen porque es posible valorar todas las estructuras abdominales gracias al contraste que se administra para su realización. El contraste es una sustancia líquida que puede ser bebida o inyectada en el paciente antes de la realización de la prueba y ayuda a la visualización de estas partes del cuerpo proporcionando mayor información diagnóstica.

    La RM abdominal (resonancia magnética) habitualmente se utiliza para completar el diagnóstico obtenido con otras exploraciones. La duración de la prueba y la imposibilidad de valorar el intestino (si no es una examen específico) hace que no sea la primera opción para realizar un diagnóstico.

    La ecografía abdominal es una prueba totalmente inocua que se utiliza para explorar los órganos abdominales como por ejemplo el hígado, el aparato reproductor femenino, la vesícula biliar, el páncreas o los riñones. La ecografía se realiza mediante ultrasonidos, por lo tanto las estructuras que contienen aire no se pueden valorar con ultrasonidos ya que el aire no transmite los ultrasonidos.

    El principal problema del TAC es que se vale de rayos X para su realización. Éstos no se utiliza en otras pruebas diagnósticas como la ecografía, pero el TAC es la prueba más efectiva a nivel hospitalario cuando existe una dolencia abdominal inespecífica o con fiebre, en casos de traumatismos abdominales, en problemas urológicos y en los seguimientos oncológicos y postquirúrgicos.

    Enfermedades más habituales entre los hombres:

    Como hemos indicado anteriormente, no sólo la genética incide en los órganos situados en la zona del abdomen, también existen  ciertos hábitos poco saludables que inciden directamente en los mismos y derivan en dolencias graves y muy graves que el TAC abdominal es capaz de evaluar y diagnosticar:
    • Problemas oncológicos: cáncer de colon y de próstata.
    • Ingesta excesiva de alcohol: cirrosis, alteración de la función hepática, pancreatitis y cáncer de estómago.
    • Ingesta excesiva de grasas: hígado graso, litiasis biliar y placas de ateroma en grandes vasos.
    • Tabaquismo: carcinoma renal, metástasis de cáncer de pulmón y tumoración vesical.
    • Problemas renales: cólico nefrítico.

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancelar

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: