• 14 MAR 17
    • 0
    Una puerta abierta al interior del cerebro.

    Una puerta abierta al interior del cerebro.

    Hace relativamente pocos años la oportunidad de observar el funcionamiento de nuestro cerebro quedaba relegada a las películas de ciencia ficción, hoy en día, gracias a pruebas de imagen como la RM (Resonancia Magnética) o la PET (Tomografía por Emisión de Positrones) es posible observar las conexiones neuronales en actividad, así como conocer nuevos datos sobre diferentes patologías. 

    Celso Arango, jefe del servicio de Psiquiatría del Niño y Adolescente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, considera que son una herramienta necesaria  para el estudio del cerebro en vivo de forma no perjudicial para el paciente. 

    Aunque estas técnicas «todavía no tienen la especificidad suficiente para que se puedan aplicar ampliamente en la práctica clínica», apunta Arango, son necesarias  para conocer qué áreas del cerebro están implicadas en diferentes enfermedades o procesos cognitivos, cual es el motivo para las neuronas dejen de funcionar correctamente en algunos casos o que efectos tienen en él los nuevos medicamentos. 

    «Es un área en plena expansión», comenta el especialista, a la vez que hace hincapié en  la cantidad de equipos de todo el mundo que están logrando avances en investigación gracias a estas técnicas.

     

    En el congreso del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, celebrado en Ámsterdam (Holanda), se han expuesto diferentes modelos de resultados obtenidos mediante la unión de neurología y técnicas de imagen. Uno de estos estudios , realizado por investigadores finlandeses, combina además el cine para conocer más a fondo qué pasa en el cerebro de los pacientes aquejados de  psicosis.

    Estos investigadores llevaban tiempo intentando comprobar los cambios neuronales que se dan cuando el trastorno es incipiente. Realizaron un estudio en el que participaron personas que habían sufrido un solo episodio psicótico y personas sanas. A estos individuos se les sometió  a una Resonancia Magnética de alta resolución mientras contemplaban el mismo estímulo visual, en este caso la versión de Alicia en el país de las maravillas realizada por Tim Burton.

    Este trabajo demostró que, a pesar de que el trastorno sólo se había manifestado una sola vez, era posible observar cambios en el cerebro (concretamente en el precúneo, en el área parietal profunda) de las personas afectadas. Este área del cerebro se ha asociado otras veces con la integración de la información de la memoria episódica, por lo que los investigadores creen que el descubrimiento puede contribuir a un mejor y más rápido diagnóstico de la población de riesgo.

    Arango considera que, aunque el trabajo es interesante y muestra que los pacientes con psicosis procesan la información de forma diferente que el resto,  incluso desde el primer episodio de la enfermedad, habría que corroborar si esta respuesta se mantiene y es también distinta ante otros estímulos no basados en la fantasía.

    Otra de las investigaciones presentadas en Ámsterdam, dirigida por investigadores de la Universidad de Granada, ha utilizado pruebas de imagen para estudiar el cerebro de las personas obesas. También gracias a la RM funcional, este estudio  ha demostrado que el deseo de comida (al contemplar imágenes de platos o comidas deliciosos ) activa, en las personas con una gran obesidad, circuitos neuronales muy similares a los que se activan en las personas adictas a las drogas ante determinados estímulos.

    Oren Contreras, directora del estudio, especifica que«Nuestros  datos indican que un mayor deseo se asocia a un funcionamiento de los centros de reforzamiento cerebral que se asemeja a aquel que muestran consumidores crónicos de sustancias».

    Para finalizar, Contreras afirma que los resultados del estudio  «no permiten determinar si las alteraciones cerebrales identificadas constituyen factores de riesgo presentes en personas con una tendencia a la obesidad o si bien ese patrón cerebral se desarrolla conjuntamente con la obesidad a lo largo del tiempo».

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancelar

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: