• 03 MAI 18
    • 0
    Un TAC o un PET podrían evitar multitud de infartos.

    Un TAC o un PET podrían evitar multitud de infartos.

    El análisis de los niveles de calcio en las arterias coronarias con un TAC o un PET posibilita fijar con mayor precisión el riesgo de episodios coronarios. Estas pruebas de imagen permiten medir los niveles de calcio en las arterias coronarias y conocer de una forma mucho más precisa, el riesgo que tiene un paciente de sufrir un episodio coronario, como por ejemplo, un infarto agudo de miocardio.

    Según explica Viet Le, director de esta investigación que se están celebrando en Orlando (EE.UU.), “al realizar un PET o un TAC para cuantificar el calcio en las arterias coronarias, los médicos pueden establecer la diferencia entre el riesgo potencial de desarrollar enfermedad coronaria y tener ya la enfermedad. La hipertensión, la diabetes, la hipercolesterolemia y el tabaquismo son factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, pero muchas personas que presentan estos factores nunca llegan a tener la enfermedad o padecer un episodio. Sin embargo, el calcio en las arterias coronarias es en sí mismo la enfermedad, y hasta cierto punto muestra qué cantidad de enfermedad se encuentra ya presente”.

    Si una persona siente dolor en el pecho y acude al médico, normalmente es sometido a una prueba de estrés, para evaluar la presencia de una obstrucción en sus arterias coronarias. “Si pensamos en las arterias coronarias como en un pasillo, la prueba de estrés sería básicamente como tirar una pelota por este ‘pasillo’ y, de llegar del punto A al punto B, no hay una obstrucción significativa. Por el contrario, si el pasillo se encuentra bloqueado y la pelota no rueda hasta su destino, es probable que ya haya una enfermedad coronaria significativa”, indica Viet Le.

    El problema es que esta prueba no es demasiada precisa y puede dejar de lado algunas obstrucciones menores. Por lo tanto, y con el objetivo de detectar una enfermedad coronaria, debe someterse a métodos más sofisticados. Además, al ser mas preciasas, las pruebas de imagén con TAC y PET pueden motivar más a los pacientes para que mejores sus estilos de vida.

    En palabras de Viet Le, Como refiere Viet Le, “tras un resultado negativo en la prueba de estrés, uno puede decirle al paciente que se encuentra bien, que los síntomas no vienen del corazón y que no hay una obstrucción coronaria. Y el paciente se marcha sintiéndose como Superman. Pero la determinación del calcio en las arterias coronarias nos permite recomendar una terapia temprana en caso de que sea necesario. Podemos decir que, bueno, la pelota ha cruzado el pasillo, pero que hay una obstrucción que indica que ya hay una enfermedad establecida. Y no es alto teórico; existe un riesgo real. Así, el paciente deberá ser más cauto sobre su ejercicio, su dieta, y sus síntomas. Y también puede necesitar terapia inmediata. Además, también podemos monitorizar a estos pacientes de forma más agresiva para reducir su riesgo

    En Grupo Scanner disponemos de los medios más avanzados para este tipo de pruebas. Visite nuestra web para más información.

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

    ¿Te llamamos?

    Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: