• 13 MAR 18
    • 0
    El PET y el TAC podrían evitar multitud de infartos

    El PET y el TAC podrían evitar multitud de infartos

    La tomografía axial computarizada (TAC) o de la tomografía por emisión de positrones (PET), son pruebas de imagen cada vez más utilizadas para el diagnostico y seguimiento de patologías. Sin embargo, no son tan utilizadas en el caso de enfermedades cardiovasculares. A pesare de esto, la situación podría cambiar para un futuro próximo.

    El motivo de este cambio se debe a un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain en Salt Lake City (EE.UU). Con este estudio han observado que se puede medir mediante las pruebas de imagen los niveles de calcio en las arterias coronarias, y como consecuencia, conocer de forma más precisa el riesgo que tiene un paciente de sufrir un episodio coronario, es decir, un infarto de miocardio.

    Tenemos que tener en cuenta que al realizar un PET o un TAC para cuantificar el calcio de las arterias coronarias, los médicos pueden diferenciar entre riesgo de desarrollar la enfermedad o  tener ya la enfermedad. La hipertensión, la diabetes, la hipercolesterolemia y el tabaquismo son factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, aun así son muchas las personas que a pesar de presentar factores nunca llegan a tener la enfermedad.

    Cajas apiladas

    Cuando una persona acude al médico por dolor en el pecho, la primera prueba a la que se le somete es a la prueba de estrés, la cual no es demasiado precisa. Esto provoca que pase por alto ciertas obstrucciones, como es el caso de los depósitos de calcio.

    En el estudio realizado, los autores analizaron los clínicos analizaron más de 8.000 pacientes, que sin sufrir la enfermedad ni tener antecedentes habían sido sometidos al PET y TAC.

    Los resultados mostraron que hasta un 46,8% de los participantes presentaba calcio en sus arterias. Sin embargo, lo realmente interesante fue lo que sucedió durante los 60 días posteriores a las pruebas de imagen. Y es que el 10,8% de los pacientes con calcio fue sometido a una angiografía coronaria, por únicamente un 6% de los participantes sin calcio; el 6,5% de aquellos con calcio fue sometido a una revascularización para restablecer el flujo sanguíneo al corazón –por un 8% en los pacientes sin calcio– ; el 6% de los participantes con calcio sufrió un episodio coronario mayor, caso de un infarto –frente a un 9%–; y el 4,2% de los pacientes con calcio acabó falleciendo –por un 4% en los participantes sin calcio.

    Mejor prevenir que curar

    Además estas pruebas al ser más precisas motivan a los pacientes a mejorar. El motivo es que tras la prueba de estrés el paciente puede creer que está bien y que nos necesario que cambie ninguno de sus hábitos. Sin embargo, el ver la acumulación de calcio nos permite recomendar al paciente una terapia más temprana.

    En Grupo Scanner Vizcaya recomendamos a todos nuestros pacientes que lleven una vida sana y que se realicen control cada cierto tiempo para asegurarse su salud.

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancelar
¿Te llamamos?

Por favor rellena los siguientes datos y te llamaremos: